Es un poderoso limpiador y regenerador, pues absorbe, transmuta, disipa y conduce al suelo la energía negativa.

Protege el aura, fomenta la energía vital.  Limpia y equilibra los cuerpos sutiles, alineándose con el cuerpo físico.

Citrino piedra natural