Es una piedra estabilizadora de alta energía, excelente para restaurar la vitalidad y la motivación y para estimular la creatividad. Aterriza y ancla la realidad presente, mejorando la capacidad analítica y la percepción. También nos lleva a disipar la negatividad emocional reemplazándola por amor a la vida. Esta piedra está llena de fuerza y vitalidad.