La Cornalina es una piedra enraizadora que nos ayuda a conectar con la tierra y la realidad presente. Estabiliza nuestra energia, excelente para restaurar la vitalidad y la motivación. Nos enseña a confiar en nosotros mismos y también nos ayuda a disipar la negatividad emocional reemplazándola por amor y gratitud a la vida.