Es la piedra de la paz y la tranquilidad, nos ayuda a sanar las emociones; Alivia el miedo excesivo, la preocupación o la ansiedad. Nos permite ver las cosas como realmente son, sin juicios o suposiciones basados en experiencias pasadas. Nos ayuda a deshacernos de obsesiones y sentimientos de vergüenza, culpa e inhibición. Trabaja en el chakra corazón y existe la creencia que el ópalo rosa facilita el contacto con Dios, ángeles y guías espirituales. Representa la energía dulce, como el amor de una madre o abuela; Ayuda a recuperar la dulzura.