Es una piedra que proporciona equilibrio entre las experiencias interna y externa, unificando todos los aspectos de nuestra vida. Nos motiva a vivir nuevas reflexiones y aporta profunda calma para afrontar los momentos difíciles. El jaspe da flexibilidad y versatilidad para la toma de decisiones y nos muestra todas las alternativas, ayudándonos a elegir la mejor. A su vez, aporta tranquilidad y plenitud en momentos de tensión. Siempre sirve como apoyo, dando determinación y coraje para afrontar los problemas. Nos ayuda a pensar con rapidez, estimula la imaginación, potencia la capacidad de organizarse y ayuda a materializar las ideas y proyectos. Re-energiza el cuerpo, dando sustento en enfermedades prolongadas y hospitalización. El jaspe facilita el recuerdo de los sueños y también prolonga el placer sexual.